• El sector minero mantiene una tendencia a la baja desde el segundo trimestre del año 2013, debido principalmente por la baja producción de cobre.
En tanto, durante el último trimestre de 2016 la región de Coquimbo decreció 3,7% respecto al mismo período del año anterior. El resultado se explicó también por la incidencia negativa de los sectores de servicios financieros y empresariales.

Un desempeño negativo tuvo la actividad económica regional, pese a que se esperaba un repunte durante los últimos meses del año, registrando un decrecimiento anual de 1,4% durante el 2016 respecto de 2015, periodo en el cual el desempeño negativo del sector minería explicó gran parte de la baja, debido a una menor producción de cobre.

Se trata de los resultados más bajos en la región de Coquimbo desde 2010, año en que el índice promedió un crecimiento de 6,5%. (Ver evolución en cuadro).

Asimismo, y según señaló Claudia Cartes, jefa de la Unidad Técnica del INE Coquimbo, durante el último trimestre de 2016 la economía registró una baja aún más importante de 3,7% respecto a igual trimestre del año anterior.

 

Según las últimas cifras del Indicador de Actividad Económica Regional, Inacer, respecto de los sectores que conforman el índice, tres de las once actividades presentaron incidencia negativa. Las industrias que decrecieron fueron principalmente minería servicios financieros y empresariales. Estos últimos por las menores ventas reales del subsector servicios inmobiliarios, y en menor medida  por la baja de las ventas reales del subsector servicios empresariales, respectivamente.

“El sector minero mantiene una tendencia a la baja desde el segundo trimestre del año 2013, debido principalmente por la baja producción de cobre, impulsada por mantenciones programadas a las instalaciones mineras de la región”, dijo Cartes, y agregó que la menor actividad en la producción de este producto se explicó también, por la menor ley del mineral extraído y el desfavorable precio internacional del metal en el mercado. Eso sí, el descenso se contrarrestó en cierta medida con una mayor producción de hierro en la región.

Por otro lado, el decrecimiento de los sectores de servicios financieros y empresariales durante el cuarto trimestre de 2016 fue impulsado por la disminución en ventas reales de servicios de corredores de propiedades y venta o compra de bienes raíces, entre otros. En tanto, el sector empresarial también descendió por incidencia de servicios como informática, alquiler de maquinarias y equipos, entre otros.

Los sectores de industria manufacturera, servicios sociales, personales y comunales destacaron con resultados positivos.

El desempeño del primero se debió a un aumento en la producción del subsector de elaboración de vinos, seguido de la fabricación de muebles, elaboración de piscos y licores y fabricación de hormigón, entre otros.

El sector de transporte y comunicaciones también registró incidencia positiva en el trimestre de octubre a diciembre de 2016, la cual se explica en mayor medida por el crecimiento del subsector servicios conexos, debido al aumento del tráfico en carreteras y puertos, seguido de los subsectores transporte de pasajeros.

Asimismo, el sector de comercio, restaurantes y hoteles registró un alza debido al comercio, producto de las mayores ventas reales del comercio mayorista, y, en menor medida, del comercio automotriz y minorista.

Magallanes, la Antártica y Atacama lideraron en actividad económica

Durante el año 2016, las regiones que registraron las mayores tasas de crecimiento en el Indicador de Actividad Económica Regional (INACER), en comparación con el año 2015, fueron Magallanes y de la Antártica Chilena (10,2%), Atacama (6,9%) y O´Higgins (4,9%).

El alza anual presentada en la Región de Magallanes y de la Antártica Chilena se explicó, en gran medida, por un aumento en la actividad del sector Industria Manufacturera.

Por su parte, en las regiones de Atacama y O´Higgins, el sector Construcción fue el más incidente, debido a una mayor inversión en el subsector Obras de ingeniería pública.

En términos trimestrales, las regiones de Magallanes y de la Antárca Chilena (6,9%) y O´Higgins (6,0%) presentaron los mayores crecimientos del período, asociados al positivo desempeño del sector Construcción, a raíz de una mayor inversión en el subsector obras de ingeniería pública.

Por el contrario, las regiones que más decrecieron en el cuarto trimestre fueron el Maule (-6,2%) y Los Lagos (-5,8%). En la Región del Maule, el sector Electricidad, Gas y Agua tuvo la principal incidencia negativa, mientras que en Los Lagos impactó la disminución registrada en los sectores Industria Manufacturera y Pesca.

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X