• El proyecto aprobado por la Cámara de Diputados extenderá el beneficio que contempla la ley de prohibir el corte de servicios básicos en caso deuda.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Aprobada por 137 votos a favor, 1 en contra y 2 abstenciones, la Sala de la Cámara aprobó la iniciativa que extiende los beneficios de la moción vigente desde agosto. Así, los cambios contemplan la prohibición por 270 días, del corte de suministro de luz, agua y gas a personas afectadas por la emergencia sanitaria y el prorrateo de la deuda existente hasta en 36 cuotas.

Tras su paso y aprobación en la Comisión de Economía de la Cámara de Diputados, este miércoles, la Sala de la instancia legislativa aprobó por 137 votos a favor, 1 en contra y 2 abstenciones, el proyecto que reforma la ley que prohíbe el corte de Servicios Básicos a aquellas personas afectadas económicamente por la crisis sanitaria.

Cabe recordar que dicha legislación tiene su origen en una moción parlamentaria aprobada en el pasado mes de agosto, y que dispone que, de manera excepcional y debido al contexto de la pandemia, se prohíba el corte de suministro de agua, luz y gas en red, para aquellos usuarios con deudas en el pago de estos servicios originadas a raíz de la emergencia sanitaria.

Entonces, ¿cuáles son los cambios aprobados?

En primera instancia, la propuesta extiende el plazo de la ley de 90 a 270 días (abril de 2021) para acceder al beneficio de no corte por deudas en el pago de los servicios básicos para aquellas personas que hayan visto afectados directamente sus ingresos por la pandemia, además de entidades como hospitales, centros de salud, cárceles, bomberos o microempresas.

“Debemos seguir protegiendo a las personas que tienen que seguir pagando. Por lo mismo, es la razón por la cual, hemos insistido tanto en la necesidad de que el gobierno renueve el IFE”, Matías Walker, diputado DC

En relación con lo anterior, la propuesta permite – en consonancia con la ampliación del plazo de 270 días – extender el número de cuotas para el pago de la deuda que se vaya acumulando con las empresas de servicios básicos, desde las 12 cuotas actuales a 36.

Asimismo, se establece que durante este plazo de 270 días, las empresas generadoras y transmisoras de energía eléctrica mantengan con normalidad el suministro a las empresas distribuidoras de energía domiciliaria.

Al respecto, el diputado Juan Manuel Fuenzalida, destacó, tras la aprobación de la iniciativa, que este es un proyecto “que viene a dar un alivio a todas esas personas que como consecuencia de la pandemia, se han visto afectadas por la disminución de sus ingresos, y obviamente, que estos insumos básicos de luz, de agua y gas, son fundamentales para lo que es el mantenimiento de su subsistencia”.

En el fondo se trata, agrega el parlamentario, de “congelar” la morosidad en que se encuentran aquellas familias que se han visto afectadas por la crisis sanitaria y así “puedan equilibrar sus presupuestos para ir pagando en la medida que vayan generando sus propios ingresos”.

Por su parte, el diputado Francisco Eguiguren aseguró que este es un proyecto, “que está pensado en la mujer y en el hombre de trabajo y en esas familias que están agotadas, pues ya no pueden lidiar con las deudas y esa mochila se les hace imposible de llevar”.

Para el legislador el gran problema que ha originado esta situación sin duda, es la falta de trabajo, generando “que las deudas sean cada vez más difíciles de sobrellevar”.

Por su parte, el diputado Matías Walker justificó la aprobación de la norma, producto de la extensión de la pandemia en el tiempo, “mucho más allá de lo que se tenía presupuestado” indicó, ante lo cual agregó, se hace necesario “seguir protegiendo a las personas que tienen que seguir pagando. Por lo mismo, es la razón por la cual, hemos insistido tanto en la necesidad de que el gobierno renueve el IFE y también aplique nuevos bonos de apoyo a la clase media”.

Otras medidas

Entre otros puntos que fueron aprobados también por los diputados se contempla que el 60% más vulnerable de la población - adultos mayores, trabajadores que estén percibiendo el seguro de desempleo o se encuentren bajo la ley de Protección al Empleo, independientes, trabajadores informales y microempresas imposibilitadas de hacer los pagos – puedan contar con 30 días adicionales a los 270 días establecidos como plazo, para el prorrateo de cuotas.

“Este es un proyecto que está pensado en la mujer y en el hombre de trabajo y en esas familias que están agotadas, pues ya no pueden lidiar con las deudas”, Francisco Eguiguren, diputado RN

15 días antes del vencimiento del plazo establecido en la norma general, las empresas deberán remitir a los clientes finales la información correspondiente al monto de su deuda y a los beneficios a los que se pueden acoger de conformidad a esta ley.

Además la iniciativa establece que las empresas de servicios sanitarios, empresas y cooperativas de distribución de electricidad y empresas de gas de red, deberán informar en sus sitios web y en las cuentas la deuda que mantiene el usuario por la aplicación de esta normativa, de haberla, y la forma cómo podría prorratearse, de 1 a 36 cuotas.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X