Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Preparados con mascarillas y sanitizantes comerciantes evidencian mínima concurrencia de clientes, por el poco tránsito de personas durante la mañana en La Serena, mientras que Andacollo restringe ventas a alimentos y artículos de aseo.

A un día de que se confirmaran los primeros casos de Covid-19 en habitantes de la Región de Coquimbo, las ferias de la zona se enfrentan la doble cara que tiene emergencia sanitaria para el comercio, derivada de la propagación de la pandemia.

Este jueves aumentaron a tres los contagios de coronavirus en la región, luego de que las pruebas dieran positivo para una mujer de 55 años, de la comuna de Salamanca, quien llegó hace pocos días desde Brasil. Ella se suma a las dos funcionarias del IPS de La Serena confirmadas este miércoles.

Al riesgo latente de adquirir contagiarse por el contacto con un tránsito mayor de público, se suma la baja en las ventas, una vez que la comunidad extrema medias y prefiere abastecerse de una vez en grandes cadenas para no tener salir de casa en varios días, y así cumplir con las medias de aislamiento.

La mañana serenense evidencia por estos días la preocupación de los habitantes de la zona y la práctica de las recomendaciones de la autoridad sanitaria de no generar aglomeraciones para evitar nuevos contagios y en la Feria de Abastos el panorama no es diferente.

En un recorrido de El Día por el lugar, comerciantes indicaron que el día “ha sido lento” y “muy poca gente ha venido a comprar”. Con mascarillas y alcohol gel sanitizante los feriantes atendieron al poco público que llegó la mañana de este jueves a comprar.

En Coquimbo, por otra parte, se evidenció un mayor tránsito de personas por las ferias, sobre todo “las ferias de las pulgas” casi como un día normal, aunque muchos de los compradores se pasearon con mascarillas, medida recomendada por la autoridad para personas que se encuentran enfermas.

Recomendaciones

Según indicó el seremi de Salud Alejandro García en un punto de prensa durante la jornada, junto a la intendenta Lucía Pinto y el Jefe de la Defensa Nacional para la zona, general Pablo Onetto, “no hay restricciones para las ferias” en medio de las medidas fijadas por la autoridad.

García indicó que tanto las personas que atienden los puestos de ventas como los clientes, deben seguir “las recomendaciones generales” anunciadas para evitar contagios por Covid-19, como “respetar el metro de distancia y el lavado de manos constante”, recordando además que “las mascarillas no sirven para aquellas personas que no tengan la enfermedad”.

Andacollo restringe productos

Desde la municipalidad de Andacollo, en tanto, informaron que “hasta el momento, habrá feria libre este sábado 21 de marzo” y detalló que como una medida para que las personas se abastezcan “de lo necesario” en la crisis, “solo se permitirá el funcionamiento de los puestos de frutas y verduras, además de los alimentos y artículos de aseo”.

Las autoridades comunales recomendaron “no llevar niños ni adultos mayores” a la feria, además de asistir temprano para evitar aglomeraciones y comprar “en el menor tiempo posible y de esta forma no exponerse de manera innecesaria”.

El municipio recalcó además que “se pedirá a las Fuerzas Armadas que hagan cumplir esta medida” considerando el Estado de Catástrofe decretado por el Gobierno de Sebastián Piñera, en el que el Ejército está a cargo de garantizar el abastecimiento de alimentos.

En este sentido pidieron “a los comerciantes que no vendan alimentos, frutas, verduras y artículos de aseo a que se abstengan de venir a Andacollo, porque no los dejarán instalarse”.

Finalmente llamaron a estar atentos a las informaciones oficiales , ya que la decisión de mantener la feria está en constante evaluación.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día