Han sido semanas intensas en el Congreso desde el punto de vista legislativo, despachando proyectos que buscan proteger a las personas y las pymes de los efectos del coronavirus, lo que no nos ha impedido participar de relevantes reuniones en terreno, tomando por cierto todas las precauciones sanitarias. Es así como nos reunimos en los hospitales de Coquimbo y Ovalle con los trabajadores de la salud, ayudando a visibilizar demandas tan mínimas como aumentar sus elementos de protección personal (una mascarilla les debe durar 12 horas), mejorar su transporte de acercamiento y que puedan acceder todos al examen PCR del Covid_19, algo que con los días se volvió indispensable, dado el brote de contagios que apareció en el nuevo hospital limarino. Valoro por tanto la entrega que hubo en los días posteriores de un importante volumen de mascarillas y otros elementos de protección por parte del Gobierno Regional, que se suma a diversas iniciativas que en el mismo sentido están y hemos estado gestionando por parte de la sociedad civil.

Lo propio ha ocurrido en materia de seguridad. Nos reunimos con los presidentes de juntas de vecinos de Tierras Blancas, quienes nos trasmitieron cómo el toque de queda en sus poblaciones se traduce en que los vecinos honestos se guarecen en sus hogares, mientras a la misma hora bandas de narcos se apoderan de ciertas calles y pasajes emblemáticos desafiando a la autoridad, ante el nulo patrullaje de las fuerzas de orden y seguridad. Tras la reunión tuve la posibilidad de conversar con los ministros de Interior y Seguridad Pública y Defensa, luego de lo cual se intensificaron los patrullajes preventivos de Carabineros y el Ejército, sobre todo en los sectores de Tierras Blancas y Las Compañías, logrando de esta manera hacerse cargo de las denuncias de inseguridad, buscando además el cumplimiento efectivo de las medidas de aislamiento sanitario. Logramos además el compromiso del Ministro de Defensa, Alberto Espina, de visitar nuestra Región de Coquimbo esta semana, para fiscalizar en terreno esta situación.

Siempre he dicho que la voz de los parlamentarios de la región debe escucharse donde se toman las decisiones. No son tiempos para estar apagados, son tiempos en que se requiere liderazgo y predisposición a los acuerdos que, al margen de las diferencias políticas, nos permitan estar a la altura de la pandemia y recesión económica más severa que hemos conocido. Si queremos que la gente permanezca en sus casas deben poder hacerlo con ingresos que les permitan subsistir (por eso nuestra propuesta de renta básica) y bajo mínimas condiciones de seguridad.

Autor

Imagen de Matias Walker
Diputado de la Región de Coquimbo.

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital