• El Presidente indicó que Chile se encuentra hoy en un punto de inflexión, lo que motivó al Gobierno a actuar, por lo que señaló, además, que la iniciativa será enviada al Congreso durante los próximos días para iniciar su tramitación.
Crédito fotografía: 
Presidencia
El proyecto fue anunciado tras las balaceras en diversas comunas de la capital y pretende, además de aumentar las penas, facilitar la investigación para agilizar la captura de las bandas criminales.

Este domingo el presidente Sebastián Piñera, junto al ministro de Justicia, Hernán Larraín, el ministro del Interior, Rodrigo Delgado; el general director de Carabineros, Ricardo Yáñez; y el director general de la Policía de Investigaciones, Héctor Espinosa, firmó el proyecto de Ley que busca combatir el crimen organizado, iniciativa que será enviada al Congreso durante los próximos días para iniciar su tramitación.

La iniciativa surgió tras las recientes balaceras que tuvieron lugar en diferentes comunas de la capital la semana pasada y que corresponderían a conflictos entre bandas rivales.

“Todos sabemos que las bandas delictuales, el crimen organizado, han significado pérdidas de muchas vidas. Están atemorizando barrios enteros, han esclavizado a muchos jóvenes, han destruido familias y están provocando un inmenso daño a nuestra sociedad”, sostuvo.

Agregó que “nuestra legislación, para combatir el delito de la asociación ilícita, data del año 1874 y está totalmente obsoleta y ha demostrado ser muy ineficaz”.

“Desgraciadamente la combinación entre las drogas, las armas, la corrupción y la violencia, en cuya raíz se encuentra el crimen organizado, también está amenazando —y lo han mencionado altas autoridades— compenetrar a nuestras policías, a nuestras instituciones, a los poderes del Estado, a nuestra democracia, como ha ocurrido en otros países de nuestro continente”, aseguró.

El mandatario, además, indicó que su preocupación por los hechos delictuales en el último tiempo y en cómo estos se han desarrollado. “La delincuencia ha evolucionado en nuestro país, desde delincuentes normalmente individuales y con poca organización hacia bandas delictuales con altos niveles de organización y planificación, con abundancia de recursos financieros y tecnológicos, con armamento de grueso calibre y alto poder de fuego, y con capacidad para causar un grave daño a nuestra sociedad”.

En esa línea, el Presidente indicó que Chile se encuentra hoy en un punto de inflexión, lo que motivó al Gobierno a “actuar ahora y con decisión y urgencia, porque mañana puede ser ya demasiado tarde. Por esta razón hoy vamos a firmar un proyecto de Ley para combatir las bandas delictuales, para combatir el crimen organizado, que va a dotar a nuestras policías, a la Fiscalía y a los tribunales de justicia de nuevos y más poderosos y más eficaces instrumentos para combatir este flagelo y para incrementar las penas asociadas a estos delitos”, enfatizó.

Modificación del delito de asociación ilícita

En La Moneda, Piñera precisó que este proyecto modificará el delito de asociación ilícita vigente hasta el momento. “El proyecto de Ley que firmaremos hoy modifica el delito de asociación ilícita que está en nuestro Código Penal (…) y lo remplaza por dos nuevas figuras: la asociación delictiva y la asociación criminal”, declaró.

Respecto al primero, el mandatario explicó que “la asociación delictiva va a sancionar a quienes formen parte de una organización delictiva para cometer simples delitos, con penas de privación de libertad que van hasta los cinco años”.

En cuanto al segundo, el presidente precisó que “la asociación criminal va a sancionar a quienes formen parte de una organización delictiva para cometer crímenes con penas de privación de libertad que llegan hasta los 10 años y por supuesto, para determinar la existencia de estos delitos, el tribunal tendrá que considerar la cantidad de miembros que tiene una organización; la magnitud de sus recursos y medios; la capacidad de planificación; la acción sostenida en el tiempo”, detalló.

Sobre lo mismo, el Mandatario mencionó que el proyecto también “incorpora un conjunto de técnicas especiales de investigación, como agentes encubiertos; agentes reveladores; informantes; infiltración de bandas; interferencia de comunicaciones telefónicas. Siempre para aplicar estos instrumentos se requiere la autorización previa de un juez de garantía para cautelar los derechos fundamentales de las personas”.

“El proyecto también establece incentivos para que los miembros de una organización criminal la denuncien ante las autoridades, facilitando la investigación y obteniendo así una reducción o atenuante de su pena”, añadió.

La iniciativa, según se señaló, será enviada al Congreso durante los próximos días para iniciar su tramitación.

El detalle del proyecto

El proyecto presentado por el gobierno promete “resguardar la vida, la seguridad y la libertad de las personas”, así como “combatir el narcotráfico, la trata de personas, el robo de maderas y todo lo que implique el crimen organizado”.

Los objetivos de la iniciativa son:

- Aumentar las penas al crimen organizado

- Generar incentivos para que los miembros de estas organizaciones denuncien a la justicia a quienes la encabezan.

- Facilitar el uso de las técnicas especiales de investigación, con agentes encubiertos, infiltración en redes y organizaciones criminales e interceptaciones telefónicas.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X