Crédito fotografía: 
Captura de pantalla
El hecho se desencadenó tras una fiscalización a un vendedor de verduras en calle Cienfuegos.

La situación en el centro de La Serena no da tregua. Ayer y hoy los vendedores ambulantes se manifestaron en la principal calle de la ciudad exigiendo a las autoridades regularizar sus actividades a través de un permiso, al menos con vigencia para Navidad.

Las demandas de quienes se instalan de manera ilegal en las calles de la capital regional tienen una larga data, sin embargo, en el último tiempo las relaciones entre las distintas agrupaciones y el municipio local se han complejizado.

En noviembre, inspectores municipales recibieron golpes por parte de vendedores que se opusieron a ser controlados, incluso, participaron algunos transeúntes quienes obstaculizaron el procedimiento.

En horas de esta mañana, una turba de personas en calle Cienfuegos, frente al edificio Serena Oriente, agredió una camioneta municipal que se encontraba estacionada mientras el personal solicitaba a un vendedor de verduras que abandonara el lugar.

Según declaraciones de los propios afectados, este tocó un pito y llegaron cerca de 50 individuos quienes comenzaron a golpear el vehículo. Tras esto, los inspectores decidieron retirarse del lugar para resguardar su integridad física.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X