Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes
Producto de las intensas precipitaciones, la Región de Coquimbo quedó con un 300% de superavit, cifra que permite a los especialistas llamar este año como “lluvioso”.

A raíz de la preocupación surgida por los vecinos aledaños a los terrenos de la Sociedad Agrícola del Norte en el sector de Peñuelas, que temían por un posible foco infeccioso producto de las aguas estancada en el lugar, Diario el Día hizo un recorrido por distintos sectores donde también se encontraron grandes pozas producto de las fuertes precipitaciones registradas en la región.

Leer También: Temen que predio de la SAN se convierta en foco infeccioso

Frente a grandes cantidades de agua caída, es el suelo y sus características las que permiten drenar o no las aguas pluviales, por lo que un desempeño deficiente de este crea acumulación de aguas, formando grandes pozas. Esto sería una explicación de la situación ocurrida en varios sectores de la conurbación como La Florida, Peñuelas, Islón y Las Compañías, donde se repite este escenario.

Ante esto, El Día acudió a un experto para despejar las interrogantes, José Novoa, Geógrafo físico y Académico de la Universidad de La Serena, comentó que los diferentes terrenos en que se presentan estas pozas tienen características específicas que diferencian cada caso según las condiciones del suelo, sin embargo, “es común en la mayoría de ellos el represamiento del agua lluvia por falta de pendiente o mal manejo de cauces naturales”.

LA FLORIDA

En el caso del sector de Av. La Florida, por ejemplo, corresponde a un sitio eriazo que ha recibido rellenos artificiales con materiales diversos, "estos rellenos no han sido nivelados por lo que se detiene el escurrimiento superficial, bajo ellos se encuentra una capa de sedimentos localmente conocido como ‘tertel’ en conjunción con lentes de arcilla a unos 50-90 cms de profundidad, ambos sedimentos impiden que se genere infiltración” declaró el experto.

ISLÓN

Una situación similar a lo ocurrido en la cancha de futbol ubicada en Islón, que está “construida en el lecho de salida de la quebrada Santa Gracia con rellenos artificiales y obturación del cauce original, se aprecia que parte de la nivelación fue realizada con sedimentos en los cuales predomina arcilla, lo que impide la infiltración” añadió.

LAS COMPAÑÍAS

En el sector de Avenida el Libertador en Las Compañías, la situacuón ya se había presentado anteriormente y con las precipitaciones recientes se incrementó, el investigador señaló que “existe un cauce natural derivado del lecho principal del río Elqui, con anterioridad se realizaron actividades de extracción de áridos, generándose un represamiento por los depósitos antrópicos se existen aguas abajo. Las edificaciones se encuentran dentro del lecho mayor de inundación del río Elqui”.

LA CANTERA Y PEÑUELAS

En los casos de las pozas ubicadas en la Ruta 5 con La Cantera, al igual que en Peñuelas, “se encuentra en el sistema de vegas de la bahía de Coquimbo, este anegamiento se deriva de la acumulación de aguas lluvias que provienen desde agua arriba (por ejemplo la misma quebrada Peñuelas), es muy difícil la infiltración porque la napa subterránea se encuentra a muy poca profundidad (30 a 60 cms), en estos momentos el suelo se encuentra completamente saturado. Este fenómenos afecta a todo el sistema de vegas” indicó el Académico.

La Cantera:

Peñuelas:

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día