Crédito fotografía: 
Cedida
Utilización indebida de datos personales y la creación de perfiles falsos para solicitar fotografías a menores de edad, son algunas de las acusaciones que realiza un grupo de jóvenes en contra de la trabajadora.

Por El Ovallino

Momentos de angustia vivió un grupo de jóvenes que al enterarse que la persona que conversaban por redes sociales, tenía otra identidad. Tiare Obregón, es colaboradora de las afectadas y directora de la Academia de Danza Arsadia, comenta que la funcionaria municipal mantenía un perfil falso para seducir a la niñas entre 13 a 19 años.

“Ella maneja una red de contacto de todas las agrupaciones juveniles de Ovalle y de esta forma ella obtenía todos estos datos haciendo uso y abuso y las contactaba. Ella suplantó la identidad de un hombre de nombre Felipe y por intermedio de él las contactaba, las seducía y mantenía una relación vía web con todas estas chicas”, declaró.

“A algunas les solicitaba fotos semidesnudas, hacia especie de citas para que se juntaran. Supuestamente este hombre era de Santiago y organizaba encuentros en la ciudad. Las niñas iban y esta persona nunca llegaba”, agrega Tiare.

Una de las afectadas comenzó a dudar de la veracidad e identidad del joven y conversó con Obregón. “Una de las chicas habló conmigo. Comencé a colaborar en esto, a orientarlas, buscar ayuda y recabar información. En esa búsqueda, nosotras dimos con la funcionaria, todo la entrelazaba a ella”.

Durante la investigación, se logró reunir más testimonios y experiencias de jóvenes que fueron afectadas. “Fueron meses de investigación de nosotras mismas; coincidencias telefónicas en las que hablaba ‘Felipe’ y esta personas, los correos y las conversaciones. Saber donde vivían las chicas, les enviaba cosas, regalos, chocolates y esto se lo comentaban a ella, ya que se movía en este mundo de las agrupaciones juveniles, ellas la conocían y era una persona de buena llegada, acogedora y todos le tenían mucha confianza y conversaban con ella”, manifiesta la profesora de danza, agregando que “en ese  escenario, las niñas le confidencian muchas cosas que al final utilizaba para seducirlas a través de esta persona que suplantaba”.

Una vez reunidos todos los antecedentes que evidenciaban la responsabilidad de la funcionaria en los hechos, las niñas afectadas junto con las personas que colaboraron en el caso, decidieron conversar con la aludida sobre la situación, donde reconoció los hechos.  “Fui con cinco de las chicas afectadas, llegamos donde ella, la encaramos y grabamos todo el momento en  donde ella confiesa que sí lo había hecho”, declara Obregón.

Ante estos hechos, Tiare señala que recibieron asesoramiento una vez reunidas las pruebas que probaría la responsabilidad de la trabajadora. “Conversamos con una abogada quien fue las que nos orientó cuando teníamos toda la información en las manos y lo primero que nos dijo era que era poco tangible que por la vía judicial se pudiera lograr algo”.

La colaboradora explicó que las razones se debían a que la categoría de delito se concentraba en el “ciberdelito”, pero  no concretar hechos penalizados,  no había tipificación de los hechos, por ende tampoco una sanción.  “Lo que nos recomendó la abogada fue hablar con la jefatura directa y que la destituyan de inmediato y eso fue lo que nosotros hicimos hace meses atrás (…)”. 

En junio las afectadas entregaron la información a la jefatura de la aludida y al alcalde de Ovalle. “Hace meses que dimos a conocer este caso, pero no hicieron nada”, sostiene la colaboradora .

Al respecto, el municipio de Ovalle fue consultado por diario El Ovallino respecto a las acusaciones en contra de la funcionaria, pero hasta el cierre de esta edición no hubo respuestas.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X