Crédito fotografía: 
Bastián Salfate
Un inusual movimiento de turistas se observó desde tempranas horas de la mañana de ayer martes 2 de julio en Avenida del Mar y Costanera. En general, la jornada se desarrolló con normalidad, sin embargo después del eclipse se generó un atochamiento que duró más de dos horas.

Emoción, alegría y sobrecogimiento fueron la tónica del avistamiento del eclipse total de sol en la costanera de la conurbación. Un día completamente soleado acompañó a los turistas que llegaron a la zona con la intención de observar el evento astronómico, y sin duda facilitó la elección de la locación, pues la playa era uno de los lugares que ofrecía mayores facilidades para llegar.

De hecho, las autoridades cifraron en una histórica cifra la llegada de personas a la costanera de manera simultánea: fueron más de 35 mil personas.

35 mil personas llegaron a la costanera de la conurbación para observar el fenómeno astronómico.

Un día de fiesta en la costanera

Así, desde las 6 de la madrugada de ayer ya se podía observar una masiva llegada de turistas a Avenida del Mar, en su mayoría provenientes de Santiago, quienes viajaron durante la noche para llegar a la región. Ellos se sumaron a las más de 50 casas rodantes que ya se habían instalado durante los días anteriores a un costado de la playa.

En general, se observó un ambiente distendido y alegre, la jornada se desarrolló con total normalidad. Cientos de personas realizaron sus comidas al aire libre, desde el desayuno, el almuerzo y hasta la merienda. Se observó también una cantidad importante de comercio ambulante, aunque no autorizado. En su mayoría se comercializaron anteojos de sol, frutas, bebestibles y otros.

100% de ocupación hotelera y reservas en restaurantes, reportaron los actores del rubro turístico en la costanera.

La mágica hora del eclipse

A eso de las 15 horas el flujo de peatones por Avenida del Mar y Costanera comenzó a aumentar considerablemente. Muchos habitantes de la región incluso caminaron por Avenida Francisco de Aguirre en dirección al mar, generando interesantes postales.

Ya pasadas las tres de la tarde, las más de 35 mil personas que cifraron las autoridades coparon la playa de la conurbación, instalándose algunos, con sendas cámaras de fotos, telescopios y catalejos.

A las 16:15 horas comenzaron a observarse los primeros efectos del eclipse total de sol: la luminosidad comenzó a bajar gradualmente al igual que la temperatura, que se calcula, cayó en unos 5 grados. Ya a las 16:30 horas, y a 10 minutos del grueso del evento astronómico, la emoción comenzó a apoderarse de los espectadores, generando un ambiente sumamente íntimo a metros del mar.

Tal como lo habían anunciado los expertos, el eclipse total de sol se inició a las 16:39 horas generando total oscuridad en La Serena y Coquimbo. Tuvo una duración de 2 minutos y 36 segundos aproximadamente. Tras el fenómeno, la mayoría de las personas comenzó a retirarse ordenadamente de la costanera en dirección al oriente. Hay que recordar que a las 17 horas, el tráfico en Avenida del Mar volvió a reestablecerse en ambos sentidos, pues estuvo cortado desde las 2 de la tarde.

Con todo, el atochamiento que se generó post eclipse fue importante: los autos se demoraron casi dos horas en evacuar la playa.

2 horas y más duró el taco de vehículos que salieron Avenida del Mar y Costanera después del eclipse.

En un primer balance, sector turístico estuvo a la altura del evento

Otra de las temáticas que marcó la jornada del eclipse ayer en la costanera fue el positivo flujo que tuvo el comercio y la hotelería en general. Laura Cerda, presidenta de la Cámara de Turismo de Coquimbo, confirmó a diario El Día que muchos visitantes decidieron quedarse en Avenida del Mar para observar el eclipse debido al buen tiempo, lo que sin duda impulsó las ventas. “Se vio congestión de gente, pero nada desbordante. Estamos contentos, los servicios básicos en general funcionaron bastante bien y la organización, cuidado y orden del lugar fueron excelentes”, dijo, agregando en un primer balance, que el sector turístico se comportó a la altura del evento.

Asimismo, restaurantes y locales comerciales hicieron un positivo balance de las ventas.62-01iR

“Los servicios básicos y la organización en general funcionaron bien. En un primer balance, el sector turístico se comportó a la altura del evento”, Laura Cerda, presidenta Cámara de Turismo de Coquimbo.

Avenida del Mar saca cuentas alegres tras masiva llegada de turistas

Cifras de venta positivas reportaban hasta ayer en la noche los locales gastronómicos de la costanera por la masiva llegada de turistas con motivo del eclipse. Así lo aseguró Antonieta Zúñiga, gerente de Barrio del Mar (agrupación de más de una docena de restaurantes ubicados en la playa), quien comentó que todos los locales asociados lograron copar sus mesas y reservas, sin incovenientes. “Hay locales al 100% de reservas, ampliando sus aforos normales, incorporando mesas para aumentar su capacidad entre un 10% a 20% de su capacidad máxima”, reveló Zúñiga.

Asimismo, confirmó que el horario de los locales está extendido desde la semana pasada, algunos abriendo desde las 8 de la mañana y cerrando entre 4 y 5 am.

 

Río Hurtado recibió a turistas extranjeros

Hay que destacar que no solo la provincia de Elqui era una buena locación para observar el eclipse, sino que también Limarí. El empresario Juan Pablo Hernández, de Hacienda Santa Cristina, jugó un importante rol en la promoción internacional de ese destino. Hernández recibió a un grupo de turistas extranjeros con el fin de mostrar las bondades de la comuna de Río Hurtado. Un contundente itinerario fue la tónica del día martes en ese sector, con un día que se inició a las 6 de la madrugada. “Recorrimos los caminos internos de la provincia, pasamos por Serón que tiene un bellísima iglesia, hicimos fotografías, para luego llegar a Río Hurtado, donde nos estaban esperando con shows de folklore nacional, artesanías, comida de primer nivel. Fue una experiencia única para ellos”, dijo Hernández.

 

Vicuña vivió una verdadera fiesta pre y post ecplise

Vicuña fue otro de los epicentros de observación del eclipse, donde Mamalluca fue sin duda uno de los spots más impresionantes para vivir el fenómeno astronómico. Así lo confirmó Andrés Inostroza, gerente del hotel Terral de Vicuña, quien comentó que todos los pasajeros, tanto del hotel como los que estuvieron presentes en Mamalluca, han quedado felices. “Se generó un recogimiento cuando ocurrió la oscuridad. Casi indescriptible. Ni el taco ni nada podrá avinagrar lo que ha sido esta experiencia. Trabajar en un día como este y servir a nuestros pasajeros ha sido un privilegio. Lo importante es que la gente se va feliz de vuelta a sus destinos”, señaló a diario El Día.

Hay que recordar además que en Diaguitas, a 5 kilómetros de Vicuña, Los Jaivas se presentaron en concierto.

 

Tránsito y seguridad operaron de forma normal

Sin grandes problemas de seguridad ni atochamientos (excepto tras el eclipse), se llevó a cabo la jornada de ayer en Avenida del Mar y Costanera. Si bien a eso de las 6 de la mañana comenzó el tráfico, hay que recordar que a las 9 am el tránsito fue cortado de sur a norte, para solo dejar una via hacia el sur. La medida no generó grandes problemas, tampoco el hecho de que entre las 14 y las 17 horas, el tránsito en la costanera se suspendió.

A las 5 de la tarde, se reanudó el tráfico en ambos sentidos y si bien a grandes rasgos fluyó de manera correcta, el taco hacia el oriente en Avenida Cuatro Esquinas y Avenida Peñuelas duró más de dos horas. Personal de Carabineros estuvo presente en la costanera dirigiendo el tránsito.

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X