• Preocupación existe en la Región de Coquimbo por el alza sostenida de casos de covid-19 que se registra en la zona desde el pasado 21 de enero. A la fecha hay 775 pacientes en etapa activa del contagio.
Crédito fotografía: 
Alejandro Pizarro
Ayer se registraron 203 nuevos infectados de covid-19 en la región, cifra que sobrepasó el peak de la primera ola, llegando a los 775 en etapa activa, 506 de ellos de La Serena y Coquimbo. Las autoridades alertan que de no bajar la curva se tomarán medidas más “drásticas”, ya que este factor se suma a la alta demanda de hospitalizaciones que al día de ayer mantenía tensionada la red asistencial. En tanto, la epidemióloga Paola Salas explica que es probable que en los próximos días se dupliquen los pacientes positivos, principalmente, por la alta transmisibilidad del virus.

El panorama epidemiológico en la Región de Coquimbo se complica y una cuarentena total parece ser inminente, al menos para las comunas de La Serena y Coquimbo. Ayer se registraron 203 casos nuevos, la cifra más alta desde el inicio de la pandemia del coronavirus, llegando a 775 activos en total. 

La zona viene anotando un alza sostenida desde el jueves 21 de enero cuando los números pasaron la barrera de los cien infectados diarios, de manera paralela también aumentaron los permisos de vacaciones con destino a una de las quince comunas de la región. 

Cabe precisar que el fin de semana pasado se emitieron más de 14 mil solicitudes, siendo Coquimbo, La Serena y Vicuña las ciudades más requeridas. El lunes, un atochamiento kilométrico en la entrada sur, en el peaje de Pichidangui –donde opera la aduana sanitaria- graficó el masivo arribo de los turistas (Ver página 14). 

“Hoy llamamos a todos a hacer un último esfuerzo, porque si seguimos aumentando en contagios tendremos que tomar medidas más drásticas”, sostuvo el intendente Pablo Herman, ayer en el balance diario. 

Lee tambien: Pablo Herman, Intendente: "Si seguimos aumentando los contagios tendremos que tomar medidas más drásticas"

Situación crítica en la red

El estado de la red asistencial también es crítico, el martes llegó al 100% de la capacidad y hubo pacientes atendidos en los servicios de urgencias esperando una cama crítica. El rápido accionar del Servicio Salud Coquimbo permitió habilitar nuevas unidades y reubicarlos, sin embargo, al día siguiente se trasladaron los primeros infectados hacia otros recintos en regiones menos saturadas. 

Al día de ayer, se reportaron 134 personas hospitalizadas por la enfermedad, 78 en UCI, 50 de ellos covid positivo, 47 con requerimiento de ventilación mecánica. “Esto da cuenta del alto contagio y también de la repercusión que tiene en las camas de cuidados intensivos de los hospitales, que como sabemos son escasas”, dijo el director (S) del Servicio de Salud, Edgardo González. 

La región tiene una dotación de 1.178 camas, quedando disponibles 230 unidades, representando un 76% de ocupación. En tanto, la situación más compleja se vive en las unidades de pacientes críticos, donde ya se han complejizado y la cifra total llega a 84 camas, una menos que en el peor momento de la primera ola, cuando la zona alcanzó a reconvertir 85 camas. 

“Hemos habilitado 28 camas en tres semanas y de estas solo seis están disponibles. En UTI tenemos una dotación de 73 unidades y 8 están disponibles”, agregó González. 

En cuanto a los pacientes trasladados, el director (S) contó que en lo que va del año se han sacado a 6 personas y que para las próximas horas no se esperan nuevos movimientos, aunque el panorama es dinámico y podría cambiar. 

Cuarentena y restricción vehicular

Esta jornada, La Serena, Coquimbo y Los Vilos vivirán su segundo fin de semana en cuarentena y si bien las condiciones de movilidad se mantienen, en la conurbación se suma una restricción vehicular, que buscará acotar aún más el rango de acción para los habitantes. 

En detalle, este sábado no pueden circular los vehículos con patentes terminadas en número impar, mientras que mañana no lo podrán hacer los pares. La norma se aplicará entre las 8:00 y 21:00 horas para todo el radio urbano de ambas comunas. (Ver página 10) 

Respecto al borde costero, cabe precisar que tanto en la Avenida del Mar como en Avenida Costanera solo se permitirá el tránsito de residentes. 

El panorama

El pasado 28 de enero las principales ciudades costeras de la región retrocedieron a Fase 2 (Transición) del Plan Paso a Paso, generando preocupación en los distintos rubros, ya que la nueva etapa implica reducir los aforos, suspender algunas actividades y confinamiento los fines de semana y festivos. 

Hoy, tan solo a diez días de ese anuncio, las mismas ciudades peligran con el confinamiento total, en el caso de La Serena y Coquimbo sería la segunda vez que se ubican en este paso, aunque hoy con una estrategia clara respecto a lo que se puede y no realizar. 

El año pasado las principales urbes de la Región de Coquimbo estuvieron 28 días en confinamiento, mientras que para Los Vilos este ha sido el único retroceso. 

En cuanto a los números propiamente tal, el año pasado, en el primer peak, las autoridades decretaron cuarentena cuando había 1.010 casos activos a nivel regional, y solo en la conurbación se concentraban 847 en etapa activa, 392 en La Serena y 455 en la ciudad porteña. 

En la actualidad, hay 775 en toda la zona y 504 corresponden a la conurbación, 262 a la capital regional y 244 a Coquimbo. La diferencia es notable, acota la epidemióloga y doctora en Salud Pública, Paola Salas, aunque dice que hay otros factores que también se deben considerar como, por ejemplo, la velocidad de transmisión del virus. 

“En términos numéricos quizás hacen falta unos pocos para llegar a lo que tuvimos el año pasado cuando decretaron cuarentena, pero ahora se suma una variable importante que es la velocidad de transmisión, que es  mucho mayor”, precisa. 

La experta dice que esta se mide por la cantidad de infectados que se producen día a día, “en la primera curva tuvimos 130, 140 y 150 casos y así fuimos subiendo”, pero subraya que nunca hubo un salto de 140 a 200. 

“Significa que en menos días vamos a tener más casos activos. Esta característica no la tuvimos antes y es clave porque en menos tiempo vamos a llegar a un máximo, donde incluso se podrían duplicar las cifras”, agrega. 

Rebrote más intenso

Paola Salas precisa que en el primer rebrote, el peak diario fue de 197 (23 de agosto), “nunca llegamos a este número (203) y no sabemos cómo continua”. 

Ante la pregunta de si la región, en este caso La Serena y Coquimbo, estarían en condiciones de entrar a cuarentena, Paola Salas responde que “yo creo que sí, vemos una velocidad muy grande. Creo que es momento de revisar los indicadores”. 

En detalle, argumenta que todos estos están en “rojo”. El R efectivo –que es la transmisibilidad- está sobre el 1, “debería estar en 0,8”, también lo está la tasa de incidencia la que no debería sobrepasar de 10 por cien mil habitantes o máximo 15 por cien  mil habitantes, “nosotros estamos con más de 20 por cien mil habitantes”. En cuanto a la positividad, este sería el único indicador en verde “probablemente porque se está haciendo mucha BAC (Búsqueda Activa de Casos)” y, por último, -sostiene Salas- la ocupación de camas UCI no debería sobrepasar el 90%. 

Febrero, el mes clave

Las autoridades regionales estiman que la segunda semana de febrero será el peak de contagios de covid-19, marcando el inicio de la segunda curva. Así lo confirmó el seremi de Salud, Alejandro García, quien la semana pasada concedió una entrevista a nuestro medio y aseguró que el retroceso a Fase 2 era, justamente, para adelantarse en las medidas. 

“Lo que pasa es que a diferencia del año pasado, esta vez hicimos una proyección sobre lo que podría ocurrir y por eso hemos dicho de manera pública que la segunda semana de febrero tendríamos el peak máximo de contagios y es por eso que nos hemos adelantado un mes para adoptar medidas más efectivas. Pasar a Fase 2 lo hemos hecho pensando en lo que ocurrirá en febrero”, dijo en aquella oportunidad. 

Por su parte, Edgardo González reconoce que la red asistencial “está muy tensionada” y que si bien tienen un margen para seguir complejizando camas, ya que disponen de un total de 100 ventiladores mecánicos, la variante crítica es el recurso humano, puesto que el personal de salud está cansado y muchos otros están haciendo uso de su feriado legal. 

“Hay un déficit de recurso humano que está dado por el ausentismo, alta carga laboral, por el síndrome de burnout, por la movilidad del personal”, indicó el día posterior a la saturación de la red. 

Sobre esto también se refirió la experta en salud pública, quien recordó que el personal a cargo de las unidades de pacientes críticos es un profesional sub especializado y por lo tanto no es fácil de reemplazar. 

“Realizan procedimientos muy críticos, la vida de una persona depende del operador. Se realizan cuidado muy extremos”, aseveró. 

Por último, la experta dice que hay una serie de factores nuevos que se deben considerar a la hora de analizar los indicadores epidemiológicos, pero que desde su punto de vista, ambas ciudades podrían ser confinadas dentro de los próximos días, si es que la velocidad transmisión se mantiene.

 

Fallecidos por covid legan a 352 

En el balance sanitario, las autoridades lamentaron el fallecimiento de tres personas a causa de la enfermedad,  con residencia en La Serena, Coquimbo y Monte Patria. Llegando así a 352 víctimas desde el inicio de la pandemia. 

Además, desglosaron la cantidad de casos por comuna siendo la capital regional con 69 infectados quien lidera la lista, sigue Coquimbo con 67, Ovalle con 26, Monte Patria con 6, Punitaqui con 5, Vicuña con 3, Illapel con 3, Río Hurtado con 3, 7 de otras regiones y 14 sin notificación en el sistema Epivigila.

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X