Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
El alcalde Roberto Jacob cuestionó el actuar de carabineros, quienes no habrían procedido para evitar la agresión sufrida por los funcionarios municipales. “Estamos solo en esto”, indicó el edil serenense.

Una nueva agresión de parte de comerciantes ambulantes recibieron inspectores municipales la mañana de ayer en el centro de La Serena.

Según se puede apreciar en un video que ha circulado por redes sociales, los funcionarios se encontraban fiscalizando a un vendedor de verduras en calle Cienfuegos, cuando este, de un silbido, llamó a otros ambulantes, quienes llegaron al lugar a increpar a los fiscalizadores.

El grupo, compuesto por unas veinte personas, concurrieron organizadamente a amedrentar la labor de los funcionarios y con amenazas los obligaron a retirarse del lugar.

Desde el municipio detallaron que el conflicto se produjo cuando dos inspectores  se acercaron a consultar la procedencia y estado de la mercadería que ofrecía a esa hora el vendedor. 

Luis Henríquez, alcalde (S)  de La Serena,  sostuvo que no queda más que condenar la agresión sufrida. “Lamentablemente un grupo importante de gente que está en el comercio ambulante agredió  a nuestros funcionarios y el vehículo municipal que se trasladaban”, dijo.

Henríquez agregó que ante este tipo de situaciones no se puede llevar un diálogo efectivo. “Cumplimos nuestras labores, tratamos de adecuarnos a la norma vigente y dando las facilidades que corresponden, pero actuando de esa manera no vamos a llegar a ninguna parte”, advirtió.

El alcalde subrogante afirmó que  estas fiscalizaciones se realizan ante la solicitud de la Cámara de Comercio y recalcó la importancia de esta labor.

“Lo primero es buscar la seguridad de las personas  por las veredas, al estar ocupadas se arriesgan a pasar por  las calles. Lo segundo es la seguridad en pandemia y evitar aglomeraciones y contagios y, en tercer lugar, de los bienes que se consumen y adquieren que no tienen garantías, lo que si da el comercio establecido”.

En las redes sociales, el alcalde Roberto Jacob fue más duro, tras observar en el video -captado por las cámaras de seguridad- que en el lugar de la agresión estaban presentes dos carabineros, que nada hicieron para detener la situación.

“Nuestros inspectores exponen su integridad para cumplir con la tarea de fiscalizar el comercio ambulante, tarea que debería ser acompañado de Carabineros, pero no siempre es así. Como se ve en el video, estamos solos en esto”, indicó en su cuenta de Twitter.

El Prefecto de Coquimbo, coronel Carlos Rojas, sostuvo respecto a la situación vivida ayer indicó que “más que referirnos al hecho puntual, es necesario puntualizar que nuestro compromiso y despliegue institucional, siempre ha estado enfocado en trabajar de manera conjunta con la Municipalidad y apuntando a hacer del centro un lugar seguro para los locatarios y transeúntes”

Rojas agregó que a modo de ejemplo, sólo durante el último mes, se han cursado 164 infracciones vinculadas al comercio ambulante, de las cuales un 93% corresponde a personas que no contaban con un permiso establecido para realizar ventas.

“Además, hemos aumentado nuestro despliegue, con presencia en terreno de nuestros carabineros a pie, en bicicletas y con ejemplares caninos, apuntando a disminuir las oportunidades de delincuencia y aumentar la sensación de seguridad de quienes circulan por el casco histórico”, sostuvo el prefecto.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X